Consulta Online
Pide una cita

Quiero un móvil

Y entonces, pidió el móvil.
Un alto porcentaje de adolescentes dispone de móvil. Es más, para muchos de ellos parece una extensión de su propio cuerpo. Pero también muchos niños, quizá demasiados, de 9 o 10 ya tienen móvil. A veces los padres se encuentran en la encrucijada entre no estar convenidos de la conveniencia de que lo tengan y la presión de que “todos lo tienen”. Si verdaderamente no estás convencido de que sea apropiado no accedas a que tu hijo lo tenga. No todos tienen móvil. Hay muchos padres con las mismas contradicciones y si manifiestas tu opinión al respecto y hablas con otros padres, os daréis cuenta que no sois una excepción y podéis incluso acordar el retrasar su adquisición para vuestros hijos.  Se ha llegado a conseguir que una clase de cuarto de primaria no regalasen móvil por la comunión a ninguno de los niños. Es cuestión de plantear las cosas.

Pero si decides que tu hijo tenga móvil y acceda a las redes sociales tienes la responsabilidad como padre o madre de educarle en su uso. Es imprescindible controlarle el tiempo que lo utilizan y como lo hacen. Y es que, como afirma el psicólogo Enrique Madrid, puede llegar a actuar como  la droga perfecta: está fácilmente disponible, concede un refuerzo rápido (enseguida se obtiene respuesta ante un mensaje) y permite una interacción fácil.
La educación en el manejo correcto de las redes sociales es similar, por una parte, a la que se les da para ir por la calle o relacionarse con las personas: se les enseña a no hablar con desconocidos, no insultar a los demás, no criticar a nadie en los grupos, no entrar en determinados sitios, …Se trata de educar en convivencia.
Pero además deben ser conscientes de que lo que hagan o digan(comentarios, datos, imágenes,...) a través de las redes sociales se queda ahí y deben conocer las consecuencias de ello. 
Y es que el uso de las redes sociales ha desencadenado una nueva forma de acoso que está muy extendida y de la que hay que estar alerta para que los niños  y jóvenes no la padezcan ni desde el papel de la victima ni del acosador.
El móvil en sí no es ni bueno ni malo. Su uso puede ser muy beneficioso pero cuando es adecuado.
 
Por otra parte, está muy extendido darle el móvil a niños muy pequeños, incluso de apenas  un año, en múltiples situaciones para que no se aburran como un restaurante, una sala de espera,... Algunos padres recurren a ello casi sin que el niño se lo pida de forma automática para ocuparlo en algo. Sería interesante cambiar un poco esa actitud y recurrir a otras formas de entretener al niño como contarle algo, hacer algún juego, darle pequeños coches, un cuadernillo para pintar, muñequitos, o algo que les suela gustar. Pero tampoco está mal que aprendan a no tener que hacer algo necesariamente y sepan tener paciencia y que a veces hay que esperar.
Por supuesto, recuerda que eres su modelo. Si atiendes a los mensajes durante la comida, o cuando te está contando algo, ...es más probable que él actúe igual.

Y claro que no es posible controlarlo todo ni es de lo que se trata sino de educar en una actitud responsable y en el desarrollo de su capacidad crítica y reflexiva.

 

Etiquetas | ||||||||||

¿Eres una persona empática?

Como padre o madre es probable que te intereses por el desarrollo de la empatía en tus hijos. Uno de los factores más importantes que contribuye a e...Ver

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies OK Más información